“Bancos y aseguradoras son sólo ruido, el potencial está en la revolución energética”

cotizaliaLa revolución que aportan los nuevos sistemas de obtención de energía es la piedra angular que va a condicionar y a impulsar el crecimiento económico en el futuro. Es el mantra que repite una y otra vez Sam Peters, gestor del fondo Legg Mason ClearBridge Value Fund a la hora de referirse a los valores y sectores que están llamados a protagonizar un “crecimiento exponencial” en el corto y medio plazo. En su opinión “se habla mucho de los bancos, también de las aseguradoras y las empresas de construcción pero, al final, todo ello es sólo ruido”. Se trata de valores muy condicionados por multitud de variables que están alejadas de los verdaderos focos de crecimiento, basados en factores como la demografía o la tecnología aplicada.

“Los inversores están muy preocupados por los peligros de la deflación, por la caída de los bonos, por si los márgenes se estrechan o si estamos inmersos en la parte del ciclo más negativa. Hay pocas probabilidades de que todo ello se conjugue y acabe afectando de forma significativa. Los ciclos son muy largos y hay otras cosas que pueden traer cambios exponenciales. La capacidad humana para resolver problemas es algo realmente increíble y pienso en sectores que están inmersos en revoluciones como el energético como los nichos de grandes oportunidades”, subraya Peters.

Los bancos, constructoras o aseguradoras son valores muy condicionados por multitud de variables que están alejadas de los verdaderos focos de crecimiento, basados en factores como el desarrollo energético, la demografía o la tecnología aplicada

Para este gestor, reponsable de un fondo que en los últimos tres años ha logrado un rendimiento anual del 21% y del 13% en los últimos cinco, la gente todavía no entiende del todo lo que está por venir y los inversores no descuentan el potencial que esto puede tener de cara a un futuro próximo. “Hace un año determinar cómo iba a cotizar el bono español era más o menos sencillo de prever. Sin embargo, saber cómo podían potenciar estas nuevas técnicas al sector energético era imprevisible”.

Para este experto, la independencia energética va a ser la base de todo el crecimiento futuro. “¿Se han parado a pensar los cambios que podría traer sólo en el plano geopolítico reducir la exposición a los barriles que llegan de Irak, Iran, Libia o el gas ruso? No sé exactamente en qué punto estamos, pero sí que este es otro de los crecimientos exponenciales hacia dónde vamos a ir y creo que debemos ir posicionándonos en esa dirección”.

La tecnología, el otro gran caballo ganador

Sin embargo, la oportunidad inversora no sólo se ciñe al plano energético. Otros sectores como el tecnológico están llamados a seguir despuntando en el mercado, un auge para lo que desde Legg Mason insisten en que hay que saber ser selectivos. “Piense en el iPhone que tiene sobre la mesa. Hace cinco años la capacidad para construir ese aparato no existía ni se contemplaba. Hoy es posible y tras él hay muchas más empresas que la que estampa su logotipo. Hay que entender estos teléfonos como un conjunto de compañías encargadas de construir sistemas, procesadores, memorias o pantallas. Por ejemplo, nosotros hemos estado invirtiendo de forma activa en un fabricante de luces LED y hemos obtenido un gran rendimiento”, afirma.

“Otro ejemplo de ello es el genoma humano. Confeccionar el primer mapa del genoma en septiembre de 2001 costó cerca de 90.000 millones de dólares. Ahora las investigaciones están situando su precio a partir de los 4.000 dólares y esto es increíble porque la accesibilidad a estas tecnologías es total trece años después y muchas compañías se están beneficiando de ello. Hay investigaciones que están evolucionando a pasos agigantados para mitigar los efectos e incluso curar el cáncer. Ahí está el verdadero desarrollo mientras muchos inversores siguen empeñados en mirar hacia otro lado”, señala.

El sector sanitario también es un elemento de interés para este gestor por razones estrictamente demográficas. “En buena parte de los países desarrollados las poblaciones están cada vez más envejecidas y en los países emergentes la base poblacional está incrementando”, subraya. Una de las últimas compañías cotizadas que han localizado estos gestores se dedica a establecer una red de taxis en Tailandia. “El crecimiento poblacional en el país es incipiente y la implantación de los coches en las unidades familiares todavía no es elevada. Eso es una oportunidad de crecimiento exponencial y nuestro trabajo es localizar y pagar por ellos”, asegura.

La filosofía de inversión, no obstante, se mantiene inalterable. “Seguimos encontrando alternativas atractivas en valores dentro del sector de la energía, la tecnología y también algunos valores financieros que se benefician de mayores tasas de interés en un escenario deflacionista”, asegura. Desde el equipo de Sam Peters tratan de localizar empresas con balances saludables, buenos retornos, alta generación de flujo de caja y una elevada rentabilidad por dividendo y que todavía están infravaloradas. “Sigue habiendo oportunidades, la cuestión es saber hacia dónde mirar pensando en qué está por venir en el futuro”, insiste este gestor.

Entrevista a Sam Peters, gestor de Legg Mason

Fuente: Cotizalia | El Confidencial

Anuncios

Acerca de deberesparahoy

En la actualidad la gente sólo se preocupa por sus derechos. Recordarle que también tiene deberes y responsabilidades es un acto de valor que no corresponde exclusivamente a los políticos. Gandhi.
Esta entrada fue publicada en Deberes para hoy y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.