¡En marcha hacia no se sabe dónde!

elconfidencial¡El viaje a lo desconocido ya ha empezado!

Ya tenemos fecha para decir si queremos ser un Estado, y, caso de que la respuesta sea afirmativa, si queremos ser un Estado independiente, como China, por ejemplo. Cuando dicen “Estado”, ha aclarado Artur que se refieren al Estado con mayúscula.

La foto es normal: habla Artur, le vigilan Oriol y Marta por parte de ERC y otros están presentes. Todos con cara de estadistas, porque, si vamos a ser los futuros jefes de un Estado, hay que empezar por la cara. Oriol no se ha puesto corbata. Los estadistas de ahora no somos tan estirados como los de antes.

El 9 de noviembre me van a preguntar si quiero ser un Estado. En confianza, yo no sabía hasta esta tarde lo que es un Estado. Se me ha ocurrido preguntárselo a dos amigos: uno independentista, que votará sí a las dos preguntas y al que quizá le anulen el voto porque pondrá admiraciones en la papeleta y no será válida. Luego, a un no independentista.

El no independentista me dice que está en el AVE con su mujer rumbo al Estado español a pasar un fin de semana con unos amigos madrileños enamorados de Cataluña y que veranean en la Costa Brava.

Joan, el independentista, me dice que un Estado es una estructura o conjunto de ellas que permiten que una colectividad se gobierne por sí misma.

Para que nadie diga que yo no aporto nada, he hecho lo de siempre: ir al diccionario de la Real Academia, que quizás Oriol, Artur y los otros lo considerarán tendencioso, pero es que no tengo otra cosa a mano. Dice que Estado es “el conjunto de los órganos de gobierno de un país soberano”. No me sirve de mucho, porque si es soberano debe ser independiente y me sobra la segunda pregunta de la consulta. Total, que no me aclaro del todo. Y me asusta pensar que tampoco se aclaren los 7.499.999 restantes que, junto conmigo, votarán el 9 de noviembre. No me digáis que son menos los ignorantes porque hay niños pequeños que no votan. Los de los 7 millones etc. es una licencia literaria, para decir que con preguntas así, puede salir un bodrio. A favor o en contra, pero bodrio.

Menos mal que ¡otra vez! oiremos eso de que hay que hacer pedagogía. Hace unos años que dejé de ir a clase, pero estoy dispuesto a aguantar toda la pedagogía que quiera hacerme Oriol, porque para eso es el pedagogo. Me da un poco de pereza aguantar casi 12 meses de pedagogía, pero todo sea por la patria. Si de paso arreglan algunas cosas que tienen pendientes, mejor, pero lo primero es lo primero. Y como dijo alguien: “Primum philosophare, deinde vivere“. (Hay antipatriotas que dicen que lo dijo al revés, pero en los viajes a lo desconocido puedes falsear la historia como te dé la gana).

Lo que voy a decir a continuación lo he repetido mil veces y lo repito por vez mil una, y no digáis que me repito, porque si los estadistas se repiten y falsean y siembran odio, tengo derecho a repetirme. A veces pienso que no es derecho, que es obligación.

He dicho que aquí hay dos problemas: el económico, que corresponde al vivere, y el patriótico-cultural-sentimental, que podría ser el philosophare.

El problema económico está prácticamente resuelto. Los estadistas catalanes han cifrado en 9.376 millones de euros todos los agravios que les hemos hecho el resto de los españoles. Digo “el resto”, porque, por ahora, todos los catalanes son españoles. Chicos, qué le vamos a hacer. La vida es como es.

En un artículo en esta misma columna, el 18 de octubre, dije lo que había que hacer: pagar y se acabó el problema. Y añadí que, con la magnitud de cifras que movemos ahora sin parpadear, esos euros me parecen ridículos. (A JP Morgan le acaban de poner una multa de 13.000 millones). En el artículo al que me refiero, hasta dije cómo había que pagarlo y cuándo (el lunes siguiente al viernes en el que salió el artículo).

Lo otro es cuestión de que se reúna gente com cal, o sea, como Dios manda, como los que se reunieron para redactar la Constitución hace 35 años, en unos momentos más difíciles que los actuales. Y que la revisen, y que vean cómo se encaja Cataluña en España, y Aragón en España y Extremadura en España y Ceuta y Melilla en España y así. Aún viven algunos de aquellos. Hay que aprovecharlos, porque lo saben hacer y tienen todavía la cabeza, gracias a Dios, muy lúcida.

P.S.

1. Nunca he sido conspirativo. Cuando era chaval, llegué a pensar que existían las casualidades. Luego me hice mayor y pensé que lo que existen son las causalidades, o sea, que hay una causa y, como consecuencia, hay un efecto.

2. En los últimos días ha habido dos efectos:

Uno, que el juez archiva el caso del espionaje a Alicia Sánchez-Camacho y a la otra señora, examiga de Jordi Pujol Jr. porque Alicia ha perdonado a los que le espiaron. Tema resuelto. Nadie dijo nada. El micrófono era un adorno de la sala y todos nos queremos mucho, pero que mucho mucho.

Otro, que Javier Godó ha decidido cambiar de director de La Vanguardia. Se va José Antich. Viene Màrius Carol.

3. Y luego ha habido un suceso: la convocatoria de Oriol, Artur y sus chicos. Prefiero llamarle ‘suceso’, porque, al principio, tuve la tentación de llamarle ‘causa’. Y no puedo, mejor dicho, no quiero pensar que Alicia y Oriol se hayan puesto de acuerdo ni que Javier, el Conde, haya recibido órdenes de la plaza Sant Jaume. Cuando le di clase en el IESE, me pareció un chico majo y no creo que, por cuatro perras, haya cambiado de director de La Vanguardia.

4. Majos, cuidado con el odio. Cuidado con lo de España contra Cataluña y cosas similares. Por muy eruditos que parezca que sean, los sembradores de odio son mala gente.

5. Uno ya es mayor y se acuerda de cuando en España se sembró odio. Y así nos fue. Y me sorprende que la memoria histórica sirva para desenterrar cadáveres de personas que se odiaron y no sirva para recordar quiénes fueron los sembradores.

6. Oriol, ya sé que tú no eres así. Hace pocos meses dijiste que “nosotros amamos a España”. Y yo me lo creí. Pero te estoy viendo actuar y qué quieres que te diga: no me gustas nada y no me fío nada de ti.

7. Si te apetece, un día nos tomamos una copa y seguro que, cara a cara, me caes bien. Iré sin corbata.

Leopoldo Abadía | El Confidencial

Fuente: http://blogs.elconfidencial.com/espana/desde-san-quirico/2013-12-13/en-marcha-hacia-no-se-sabe-donde_65907/

Anuncios

Acerca de deberesparahoy

En la actualidad la gente sólo se preocupa por sus derechos. Recordarle que también tiene deberes y responsabilidades es un acto de valor que no corresponde exclusivamente a los políticos. Gandhi.
Esta entrada fue publicada en Deberes para hoy y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.