RSS

Archivo de la etiqueta: derechos vulnerados

Mar Esquembre denunciará a las dos policías que la cachearon

lasprovinciasLa invitada del grupo parlamentario socialista que asegura que fue desnudada para acceder al Congreso de los Diputados ha afirmado que se siente indignada y humillada por el “cacheo integral” al que fue sometida por la policía de la Cámara Baja.

Esta mujer es Mar Esquembre, profesora titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Alicante , y en declaraciones a EFE ha señalado que presentará una denuncia por lo ocurrido contra las dos agentes que le cachearon y también contra el presidente de la Cámara, Jesús Posada, “por ser constitucionalmente el responsable de las funciones de la policía del Congreso”.

Ha relatado que, con motivo de un viaje para participar en un congreso de Derecho Constitucional en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), viajó a Madrid y decidió pasar por el Congreso para comer con unos amigos que trabajan en el grupo parlamentario del PSOE.

Acudió al control de acceso en compañía de una de estas personas que desde hace muchos años trabajan como asesores en el Congreso para el PSOE, y una vez allí, los agentes se sorprendieron de que el segundo apellido de su DNI no coincidiera con el de la lista de invitados que había facilitado el grupo socialista.

Esquembre ha aclarado que este malentendido, del que cree que pudo ser “el detonante” del incidente, se debe a que su madre biológica falleció cuando era pequeña y su padre se casó en segundas nupcias, y a que recientemente ha culminado un expediente de adopción de su segunda madre para tomar el apellido de ésta.

Pese a que la asesora del PSOE que había hecho la lista y que le acompañaba asumió su error y trató de explicar a los agentes la causa del desajuste, a Esquembre le dijeron que para acceder debía someterse a un “cacheo integral”.

“Supuse que me iban a tocar por encima de la ropa por si llevaba armas u objetos peligrosos o prohibidos, pero me condujeron a un cuartito y dos agentes mujeres jóvenes me pidieron que me quitara la americana y la camiseta”, ha recordado.

“Les pedí que dieran una razón para quitarme la camiseta y me contestaron que estaban aplicando el protocolo de seguridad, así que me la tuve que quitar y luego tuve que bajarme los pantalones hasta los tobillos”, ha proseguido.

Esquembre ha indicado que las agentes no le tocaron y que, una vez vestida, una de las policías le acompañó a la tribuna de invitados y se sentó a su lado, con una butaca vacía de separación.

“Fue una sorpresa”, ha subrayado la profesora de Derecho Constitucional, “cuando veo que se sienta y que me acompaña porque, además, hubo momentos que estábamos solas en la tribuna. Allí se quedó conmigo hasta que a la media hora me volví para decirle que me iba a marchar porque había quedado, y se levantó y me acompañó hasta la salida”.

Esquembre se siente “absolutamente indignada y humillada” por esta “extralimitación en toda regla” y, tras lamentar que la convirtieran “en sospechosa desde el primer instante”, se ha preguntado: “qué pensaban que iba a hacer en la tribuna, ¿gritar?”.

Asegura que aún no ha presentado la denuncia por falta de tiempo, ya que ha seguido dando clases en la Universidad de Alicante aunque lo hará en breve porque “esto no se puede dejar pasar”.

En su opinión, este tipo de actuaciones están dirigidas a “limitar la libertad” de los ciudadanos ante la sospecha de que alguien pueda actuar “contra el orden establecido”.

Fuente: http://www.lasprovincias.es/20131022/comunitatvalenciana/provincia_alicante/denuncia-esquembre-201310221635.html

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 de octubre de 2013 en Deberes para hoy

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Derechos humanos: ¿por qué no se cumplen?

fundacioneroskiMás de 60 años después de firmarse la Declaración Universal de Derechos Humanos, estos no están garantizados para todas las personas
El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos, un texto que pretende garantizar su aplicación a todas las personas y alcanzar una igualdad que todavía es utópica. Además de la Declaración, en la actualidad destacan decenas de tratados internacionales y regionales de derechos humanos. Lo más curioso es que algunos de ellos están suscritos por países en conflicto, uno de los principales motivos de vulneración de derechos humanos.

Causas de vulneración

La Declaración Universal de Derechos Humanos aboga por el reconocimiento y aplicación de estos a todas las personas. Sin embargo, más de 60 años después de su aprobación, no ha conseguido el objetivo que se proponía. Las buenas intenciones de aquel 10 de diciembre de 1948 no han sido suficientes para que el Día de los Derechos Humanos pueda considerarse una celebración. “Preferimos decir que es una conmemoración”, señalaba en la edición anterior Xavier Guerrero, adjunto a la dirección general de la Asociación para las Naciones Unidas en España. El último informe de Amnistía Internacional sobre “El estado de los derechos humanos en el mundo” analiza diferentes casos de “abusos” contra los derechos humanos en 159 países. Por ello, para Guerrero, el 10 de diciembre recuerda que “el marco en el que se conmemora el Día de los Derechos Humanos es crítico”.

Amnistía Internacional considera que las principales causas de vulneración de derechos son, entre otras, el subdesarrollo, la pobreza extrema, la desigual distribución de los recursos, la marginación, la violencia étnica y civil, la pandemia del VIH/sida y los conflictos armados. “No hay mayor negación de los derechos humanos que los estados de guerra, cuando los ciudadanos ni siquiera tienen derecho a la vida”, lamenta el presidente de la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, José Antonio Gimbernat. Las guerras dejan cada año millones de personas muertas, heridas, refugiadas o desplazadas.

Cuando estalla un conflicto, se pone en riesgo el derecho a la vida, pero también otros tan básicos como la salud o la vivienda. La edición de este año del citado estudio lamenta que todavía se esté “muy lejos de dar pleno alcance a la justicia”, que debe alcanzar a casos de homicidio o tortura, pero también a la negación de derechos humanos fundamentales como la alimentación, la educación, la vivienda y la salud, “que todas las personas necesitamos para vivir con dignidad”.

La responsabilidad en materia de derechos humanos es común a todo tipo de actores, incluida la sociedad civil

El objetivo de la Declaración es ambicioso. Por ello, se está en el camino de lograrlo, pero no se han conseguido los objetivos que defiende. Los estados y las instituciones internacionales tienen que garantizar los derechos que proclama la Declaración, pero el respeto a estos es responsabilidad de todos los ciudadanos, que deben exigir que se reconozcan universalmente. “Si bien los Estados tienen la responsabilidad primordial de respetar, proteger e implementar los derechos tal y como han sido codificados por la ley, la responsabilidad en materia de derechos humanos es compartida por todo tipo de actores, incluida la sociedad civil y los individuos”, precisan desde la Federación de Asociaciones en Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

No resulta tan imprescindible revisar el contenido de la Declaración Universal de Derechos Humanos, como los instrumentos para su aplicación. Es necesario que los estados se comprometan en el cumplimiento de este texto, que está considerado el documento base de la dignidad humana. Una tercera parte de la población vive en situación de pobreza y así es muy difícil conseguir que se garanticen los derechos humanos. Pero hay que intentarlo. “Los estados son los que no cumplen, a pesar de que los 193 estados de todo el mundo están de acuerdo con la Declaración”, resume Guerrero.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

Este texto se define a sí mismo como el “ideal común” por el que todos los pueblos y naciones tienen que esforzarse para que todas las personas y las instituciones promuevan el respeto a los derechos y libertades que promulga. Estos derechos completan un listado de 30 artículos, cuyo objetivo primordial es que toda persona tenga los derechos y libertades proclamados “sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”.

Además, se defiende el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad. Se censura la esclavitud y la tortura, y se aboga por la igualdad ante la ley y la presunción de inocencia. También se pide respeto a la libre circulación y a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, así como al derecho a buscar asilo y a disfrutar de él, a la libertad de opinión, expresión, reunión y asociación, y a la necesidad de que todas las personas tengan garantizada la seguridad social, el trabajo, un nivel de vida adecuado y la educación.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/solidaridad/derechos_humanos/2007/12/08/172664.php

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 de abril de 2013 en Deberes para hoy

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“El turismo debe fomentar un desarrollo coherente con los problemas sociales, económicos y medioambientales”

El turismo genera riqueza, pero no siempre fomenta el desarrollo. Sin embargo, puede hacer mucho a favor de este. Daniela Moreno Alarcón, experta en turismo y género, señala que este sector económico puede ser clave, puesto que solo en 2011 produjo más de un billón de ingresos en exportaciones y movilizó a 983 millones de personas en todo el mundo. Muchos de estos viajeros se desplazan hasta destinos turísticos donde, en ocasiones, fuera de los hoteles se viven situaciones de desigualdad, pobreza, discriminación e, incluso, “violencia que se ejerce hacia las mujeres y niñas, uno de los problemas más graves e invisibles”. En cada viaje, los turistas tienen la oportunidad de mantenerse atentos a lo que ocurre a su alrededor para no ser ajenos a una realidad que, de combatirse, mejoraría incluso las expectativas del turismo.

¿A qué responde el enfoque de turismo y género?

El turismo es un sector económico inmenso. En 2011, generó más de un billón de ingresos en exportaciones y la llegada de turistas en todo el mundo fue de 983 millones. A partir del desarrollo del turismo se generan líneas de financiación y políticas de desarrollo, relaciones internacionales, reducción de la pobreza, protección medioambiental, económicas y derechos humanos, ¿pero quién se beneficia de estas políticas y quién no? El enfoque de turismo y género analiza cómo las mujeres y los hombres contribuyen, experimentan y se ven afectados o beneficiados, de forma individual y colectiva, por el desarrollo del turismo. Por otro lado, históricamente, las mujeres se han encontrado en la última escala del “desarrollo de las sociedades” y la “promoción y cumplimiento del desarrollo sostenible”. Por tanto, conviene analizar qué impactos genera el desarrollo del turismo en la vida de las mujeres y de las niñas, así como las causas de estos impactos.

¿Qué hay detrás de algunos destinos turísticos a los que viajamos, qué nos perdemos con la mirada de turistas?

En algunos destinos turísticos, como los situados en los países empobrecidos, acontece una situación de desigualdad que se refleja en la pobreza, entendida como la privación de los recursos, de la creación de capacidades y de libertades. Hay un constante incumplimiento de los derechos fundamentales y, en muchas ocasiones, detrás de toda esta magia del turismo, encontramos problemas sociales, económicos y medioambientales muy serios. Uno de los más graves e invisibles es la discriminación y violencia que se ejerce hacia las mujeres y niñas. Es una triste situación que a menudo el turismo fortalece o, incluso, genera.

Este verano viajaré a un resort en un país paradisíaco. Yo pienso en descanso, ocio y comodidad. ¿En qué piensa usted?

En los casos donde es evidente el atentado a los principios de la sostenibilidad, pienso en explotación sexual de mujeres y niñas, en explotación laboral y en contaminación y destrozo medioambiental. Ahora bien, este tipo de pensamientos no solo me vienen a la cabeza cuando veo un resort en una playa paradisíaca.

¿El turismo genera desarrollo?

Si entendemos el desarrollo en el marco del sistema económico dominante, que solo concentra sus esfuerzos en la generación de ingresos en aras a incrementar el PIB, yo creo que sí. Ahora bien, si el desarrollo lo vinculamos con “lo humano”, es decir, con la creación de capacidades, la disminución de las desigualdades de género y de poder, la redistribución equitativa de los ingresos y con el empoderamientode las personas, sobre todo de las mujeres en los países empobrecidos, considero que falta mucho por hacer.

Señala que una de las promesas del turismo debería ser “generar trabajo decente”, ¿qué se entiende por trabajo decente?

El trabajo decente no es solo tener una remuneración ni un horario laboral decente. Implica una revalorización de las capacidades de mujeres y hombres en el marco de la convicción de que las diferencias no pueden generar desigualdades. El año pasado, un grupo de empresarias marroquíes del sector del turismo me expresaron que, para ellas, un trabajo decente es el hecho de no ser explotadas por nadie y poder gozar de cuotas de libertad en su vida cotidiana. El trabajo decente también implica el desarrollo de la autonomía y de la autoestima. Para ello, también es necesario enmarcar el trabajo decente en la corresponsabilidad y la conciliación entre mujeres y hombres.

¿Qué implica el denominado turismo de género?

Es posible que se comience a denominar turismo de género a un tipo de turismo en el que se entiende que mujer es igual a género y que género es igual a mujer. La perspectiva de género permite analizar y comprender las desigualdades entre mujeres y hombres y, en particular, la discriminación que sufren las mujeres. A partir de lo anterior, desea, en términos generales, reorientar la construcción de lo que se entiende por desarrollo, sostenibilidad y reducción de la pobreza. La perspectiva de género remite a relaciones de poder desiguales y a graves problemas sociales vinculados con los derechos humanos. Una cosa es abrir y expandir el nicho de mercado de las mujeres y otra, reivindicar los derechos vulnerados de mujeres y hombres en el marco del desarrollo del turismo.

¿Determinadas prácticas en turismo ponen en riesgo la seguridad de las mujeres?

Sí, estas van desde las prácticas laborales hasta las prácticas sobre los recursos naturales fundamentales para la seguridad alimentaria y para la salud de las mujeres y de las niñas.

¿Qué papel juegan los hombres en cuestiones de turismo y género?

Un papel fundamental. No es posible consolidar la igualdad y la equidad de género, en cualquier ámbito, si los hombres no son conscientes de que sus derechos también son vulnerados por el machismo. En Cabo Verde, los hombres se mueren por enfermedades comunes porque consideran poco varonil acudir al médico en determinados casos. En Europa, algunos hombres que quieren estar con su bebé recién nacido no piden la reducción de la jornada laboral porque les da vergüenza o porque no quieren arriesgarse a perder su trabajo. Muchas veces, en terreno se trabaja más con los hombres que con las mujeres.

¿Cómo afecta el turismo a las tradiciones?

En ocasiones, de forma positiva. Ahora bien, la tradición, desde los ojos y la boca de las mujeres, muchas veces se pierde o es maquillada por la industria del turismo. Este tema es interesante, ya que existen tradiciones que son verdaderos atentados contra la integridad y vida de las mujeres, como lo es la ablación genital. Por tanto, en ocasiones, la tradición, sea cual sea, hace mucho daño y empobrece la vida de las personas.

¿Hay todavía muchos estereotipos en el turismo?

Muchos y, en ello, tienen mucha responsabilidad el marketing y la comercialización de los destinos turísticos.

¿Cuáles son los desafíos del turismo?

En mi opinión, el gran desafío es concretar una agenda de acción en materia de género y turismo. Esta agenda debería cuestionar “lo establecido” y fomentar un desarrollo más coherente con los problemas sociales, económicos y medioambientales que todos vemos, escuchamos y hablamos. Esos problemas se deberían enlazar con el turismo y revisar, reorientar y ejecutar las políticas, las estrategias y los resultados del turismo desde una perspectiva de género.

¿Reflejan las postales la realidad?

A la vuelta de cualquier viaje, las cámaras de fotos se convierten en auténticos tesoros que guardan los recuerdos de todos los lugares visitados. Pero las postales tienen mucho encanto y todavía hoy son habituales los puestos de venta. Sin embargo, ¿reflejan de manera fiel la realidad? Daniela Moreno responde que, aunque en ocasiones gustaría que no fuera así, “a veces, lo es”.

“En Gambia -explica-, en uno de los hoteles más lujosos, se venden unas postales que, de forma explícita, muestran la situación de explotación sexual que sufren mujeres y hombres. Cuando estás en la calle, te das cuenta de que esas postales son un reflejo de la realidad”. En Camboya, en los karaokes se explicita cuáles son solo aptos para hombres y cuáles aptos “para que vayas con tu esposa”.

“A veces, el ‘marketing turístico’ promueve la desigualdad, la violencia, el machismo, el sexismo y la explotación de personas. En ocasiones, incluso, ha propiciado que este tipo de explotación, el turismo sexual, forme parte del paquete turístico y de la experiencia”, advierte Daniela Moreno.

Entrevista de Azucena García a Daniela Moreno Alarcón, experta en turismo y género.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/solidaridad/proyectos_y_campanas/2012/07/07/210897.php

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 de agosto de 2012 en Deberes para hoy

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.916 seguidores